Share Button

Las Dras. Nadia Belén Maiert y María Soledad Ortega, las dos primeras médicas que finalizaron su residencia en el Hospital Municipal Dr. Pedro T. Orellana, recibieron esta mañana (jueves) sus respectivos Certificados de Reconocimiento durante un acto que tuvo lugar en el Auditorio del Hospital Municipal.

El acto fue encabezado por el subsecretario de Salud, Dr. Sergio Valente, en representación del Intendente municipal, Miguel Fernández, quien no pudo estar presente por cuestiones de agenda y también participaron concejales, el secretario de Gestión y Planificación, Martín Borrazás; la directora del Hospital Municipal, Dra. Nora Grinberg; el jefe del Comité de Docencia e Investigación (CoDEI), Dr. Raúl Delamata; la directora de Salud Comunitaria, Victoria Domínguez, equipo médico del Hospital Municipal e invitados especiales.

Las médicas generalistas Nadia Maiert y Soledad Ortega comenzaron a trabajar en el Hospital Municipal “Dr. Pedro T. Orellana” como residentes en el año 2017, por el Programa Quiero Ser Residente de la Provincia de Buenos Aires, que tiene como objetivo que los jóvenes estudiantes se sientan atraídos a realizar su capacitación en servicio en los hospitales públicos de las comunas, donde son necesarios, requeridos y muy valorados.

. DR. RAÚL DELAMATA: “LA RESIDENCIA MÉDICA ES EL MEJOR MÉTODO DE FORMACIÓN DE POSGRADO”

“Es un momento muy especial para nuestro Hospital y quiero recordar cómo se gestó la historia de la residencia y en esto no quiero ser autorreferencial pero esta historia data de los años ’80 y tiene que ver con dos médicos residentes que venían a Trenque Lauquen: uno era el Dr. Miguel Fernández y el otro, yo”, comenzó diciendo el director del CoDEI, Dr. Raúl Delamata.

“Eran momentos muy especiales de la sociedad argentina, recién empezaba la democracia donde todos hablábamos y discutíamos de planes de salud, de sistemas educacionales, del derecho a la salud, de los sistemas de salud nacionales y también locales, fueron muchas las discusiones que tuve con el Dr. Fernández y fueron discusiones que nos enriquecieron a los dos”, explicó.

Asimismo recordó que “éramos dos residentes jóvenes, él (Fernández) venía del Instituto de Investigaciones Médicas del Dr. Lanari, donde yo me había recibido de médico y después él hizo la residencia de nefrología y yo venía del Hospital Italiano de Buenos Aires”.

“En todas esas discusiones y análisis, que fueron acaloradas muchas veces, habíamos aprendido que el disenso era también el punto de crecimiento y había algo en lo que habíamos coincidido totalmente, que la residencia médica está colocada en forma estratégica en el lugar preciso de la vida joven de un médico y que es el mejor método de formación de posgrado que teníamos, nosotros veníamos de esa experiencia”.

Y agregó: “Y esto era así porque la residencia la habíamos concebido como un espacio de discusión, no sólo de aspectos médicos donde se volcaban todas las evidencias en medicina, estadísticas y los índices de eficiencia clínica sobre los que uno tenía una mirada crítica, sino también por estas situaciones que no solamente nos alcanzaba a los médicos, sino que empoderaba a todo el sistema de salud”.

Al respecto remarcó que “con todo este escenario, en todas estas discusiones surgió una idea atrevida de replicar la residencia de la cual veníamos en los `80 y de la que estábamos enamorados y ese era un atrevimiento para las edades que teníamos en ese momento”.

En este sentido Delamata comentó que “mi amigo Miguel, por los avatares de la vida, hicieron que él dirigiera los destinos de nuestra comunidad, de lo cual estoy muy orgulloso y yo culminaba mi vida médica en el Hospital, Miguel rápidamente se dio cuenta y aprendió enseguida que yo iba a tener dificultades claras para apartarme de la vida del Hospital y él como es muy vivo aprovechó esa situación para hacer como que me convencía y así formamos el CoDEI, que es el Comité de Docencia e Investigación del Hospital, con la ayuda de la Dra. Nora Grinberg y con la colaboración de la Licenciada Ibarra, a quienes agradezco profundamente”.

“Así comienza nuestro derrotero en la formación de nuestra residencia de Medicina General y Comunitaria y Pediatría, y posteriormente, previo al examen de selección, llegan las dos residentes, se apersonaron el primer día, se las veía con algo de miedo, nosotros también teníamos miedo, pero teníamos por seguro que estábamos ante un proyecto al que le habíamos puesto toda nuestra pasión”, explicó.

Acerca de la llegada de las profesionales recordó que “rápidamente se ubicaron en la residencia y enseguida se familiarizaron con toda la estructura del Hospital y fundamentalmente con los Centros de Atención Primaria de la Salud, en los cuales desarrollan su actividad más intensa”.

Asimismo las definió como “inquietas, proponían cambios, nos enseñaron muchas cosas, se comenzaron a hacer los ateneos en el Hospital donde fueron piezas insustituibles, eso nos daba la idea, y yo lo comentaba con el Intendente, de que nos íbamos acercando a la escuela de medicina y eso nos entusiasmaba aún más, han pasado estos años, querida Nadia y Soledad, saben que las extrañaremos como residentes pero quiero que sepan que nuestra comunidad y el Hospital estarán siempre para recibirlas como el primer día y les deseamos mucha suerte”.

. DRA. NORA GRINBERG: “GRACIAS A LAS DOS POR HABERNOS ELEGIDO”

A continuación, la Dra. Nora Grinberg agradeció “a Nadia y Soledad por habernos elegido porque había que ser valientes en ese momento y nos dieron todo, nos dieron su energía, su juventud y nos ayudaron a vencer resistencias porque tuvimos muchas residencias”.

Tras destacar las palabras del Dr. Delamata quien se refirió a los inicios de la residencia y agradecer a Provincia y a todo el sistema de salud, Grinberg anunció con orgullo que “a partir de este año vamos a tener jefes de residentes en ambas residencias, y una de ellas será la Dra. María Soledad Ortega quien ganó el concurso”.

También dijo que “es un orgullo que a la región vaya alguien que se formó en Trenque Lauquen, como la Dra. Maiert, quien sabe que ésta es su casa y que vamos a estar conectadas para lo que necesite”.

Agradeció especialmente al Dr. Raúl Delamata, y a las instructoras de pediatría y a la Dra. Isabel Fernández, que “desde Región Sanitaria nos ayudó muchísimo y nos impulsó”.

“Para que esto funcione todo el Hospital tiene que acompañar y hay que dedicar recurso humano, también hay gente que no está, como Sandra Manazzi que apoyó mucho todo esto y hoy nos duele que no pueda estar en este egreso”, dijo Grinberg para agradecer a todos los que colaboran y apoyan la iniciativa.

“El Comité de Docencia ha crecido, así que estoy muy agradecida y orgullosa de este Comité, y creo que es la base y aplaudo a todos los que en la educación y capacitación continuamos encontrando la forma de superación”, señaló.

Para finalizar también recordó que “tenemos el Comité de Infectología con dos enfermeras que el año que viene van a terminar su posgrado en el control de infecciones, y que también estamos orgullosos” y recordó que en pandemia comenzó a funcionar el Comité de Bioética Hospitalaria, y que es multidisciplinario.

Ante la imposibilidad de estar presente por las condiciones climáticas imperantes en el momento del acto, la Dra. Silvia Goldman, responsable regional de Capacitación, Región Sanitaria II, envió un mensaje grabado para felicitar a las profesionales y agradecer “el esfuerzo y trabajo compartido con todos los actores que llevaron a cabo la tarea de la creación y desarrollo de las sedes de residencia en el Hospital Orellana, tanto a nivel municipal como regional; fue un camino de perseverancia y compromiso del cual tenemos la alegría de tener las primeras egresadas”.

Después de los mensajes de los Dres. Delamata y Grinberg, las médicas residentes recibieron el certificado y una lapicera grabada para que siempre recuerden el paso por el Hospital.

La entrega de los presentes a la Dra. Nadia Belén Maiert estuvo a cargo del Dr. Sergio Valente y del Dr. Raúl Delamata; en tanto la Dra. María Soledad Ortega recibió el certificado y el obsequio de manos del Dr. Raúl Orellana, ex secretario de Salud y del Dr. Sergio Urbaneja.

Como se puso de manifiesto en el acto, desde la gestión se aspira a formar profesionales constantemente para que luego puedan elegir la ciudad para quedarse a vivir y seguir aportando sus conocimientos en la comunidad.

Cabe señalar que en 2018, se incorporaron tres (3) nuevos profesionales: dos pediatras y una médica generalista. Esto coloca a nuestro centro de salud en un lugar inmejorable y en las mismas condiciones que Hospitales de grandes ciudades.

Actualmente en la planta de residentes están Jeremías Velázquez, Jazmín Vidal y Constanza De Federico en Medicina General y Candela Dahir y Carolina González, en Pediatría.